martes, 22 de enero de 2013

MAS MADERA QUE ES LA GUERRA.

                                                 
¡Más madera que es la guerra....!, y la locomotora devora ese tren que los delirantes hermanos desguazan en una secuencia genial y ya mítica. ¡Más madera que son sofasesssss....!, podría gritar yo mismo contemplando los tres metros cúbicos de madera que se apoyan en la fachada de la vieja carpintería, pero prefiero tomármelo con calma y parsimonia. Son casi 100 tablones que iré entrando poco a poco, echando miradas a la calle y riendo ante la travesura de un niño chino, de poco más de ocho años, que ha descubierto el túnel que los tablones han dejado entre ellos y la pared. Espera agazapado y cuando salgo salta sobre mí riendo y entrecerrando aún más esos ojos que parecen desaparecer en su carita.

Juro que por ahí asomó el chinito.
                                                  
Pidiéndole a un vecino que me haga una foto y cargando al hombro con otro tablón, entrando con él y regresando sobre la senda que, poco a poco, se ha ido formando con mi trasiego. El polvo del piso se ha ido apartando con las turbulencias provocadas por las campanas de los vaqueros y vuelvo a la calle, cargo otro tablón y me adentro en el taller, escucho tacones, dejo el tablón a toda prisa y regreso a la calle trotando excitado. Conozco esos pasos y veo alejarse a la vecina, es ella la que se contonea con cada paso, la que oscila entre sus caderas pero no vuelve la cabeza...., y siempre es así, a veces me pregunto si soy invisible. Cargo otro tablón y sigo la senda, me tengo que concentrar en éso, en cargar tablones y en guarecerlos. Es mi pan, vivo de ellos y como gracias a ellos.


Vuelvo a salir y sonrío ante el último tablón..., cuando lo entre me subiré a casa a prepararme un torrefacto negro, muy negro y muy fuerte, pero con una sutil pizca de leche condensada.

10 comentarios:

  1. Uauuuuuuu........Aunque te imagino entrando los tablones y sufriendo un poco jejeje.....( lamento no haber coincidido contigo para echarte una mano ) tambien te veo sonriendo ante las niñas y demas transeuntes jejeje......Además esto es bueno, si pediste madera seguro que esos tablones en breve estaran convertidos en piezas artesanales para el descanso de muchas personas asi que.....Enhorabuena de nuevo compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por fin....¡¡¡¡¡,je,je,je,por fin publicas Jose....,y es verdad, mas de una vez me has echado una mano...,por cierto,pedí madera porque no tenía ni un tablón...,¿pedidos....?,la agonia continua....,y lo que te rondaré morena.

      Eliminar
  2. Leyendo tu comentario queda claro el tema pedido, al ver el paquetón de madera imaginé "cienes de sofases" saliendo en carrera por la puerta... seguiremos esperando algo de luz, amigo :(
    Rico cafelito después de la soba... como te cuidas compañero ;)
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Tapestry, mi café de la tarde que no falteeee...¡¡¡¡. Y bueno, trataremos de aguantar pero este enero ha entrado con los dientes muy afilados y nos dejará a dentelladas.

    ResponderEliminar
  4. Como me gusta la madera ! Huele a pino recién cortado, verdad ?...y con el olor de café recién hecho... Cualquier día, paso por tu taller a tomar un café... torrefacto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero Marga...,¿me has leido el pensamiento o que...?,hoy, cuando he bajado por la mañana me he econtrado con el taller inundado cpn ese olor a pino, intenso y natural.
      Sabes que te espero con una sonrisa y con ese café intenso...,probablemente el mas fuerte de toda la comunidad, uso exclusivamente la clasica Oroley de tres tazas, pero rebajando la cantidad de agua en el deposito..., pura dinamita negra...,je,je,je..., pero yo ya estoy inmunizado.

      Eliminar
  5. Pedroooo que han llegado los tablones!!!! Ha recuperado tu amigo el camión?? Supongo que si, y me alegro por los dos!!!! Tema vecina: jajaja a ver a ver...no había una vecina que estaba leyendo el libro?? Cuantas vecinas tienes?? jajaja Y las de los tacones porque no te hace caso?? Cuenta cuenta que esto ya es casi un culebrón ;)

    Espero estos tablones se conviertan en muchos pedidos muy pronto!!

    Un abrazo grande y otro para los perrillos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja,ja..¡¡¡¡, ainsss Kat, llegaron los tablones..., pero con otro camionero y ahora que lo nombras cuando termine de contestarte le voy a llamar a ver como está de ánimos.
      ¿Cuantas vecinas...?, uf, muchas, muchassss..., pero todas casadas o re-casadas, je,je,je. Y la de los tacones...,pues eso, que me ignora, pero a mi me gusta mirarla bobamente, se deja ver poco, siempre va en su mercedes negro, conduciendo sin girar la cabeza, llevando a sus hijos al cole. Ese es otro momento grato, me gusta ver al torrente de niños y niñas yendo al cole que está en la esquina de mi calle..
      Y un abrazote Kat, los perrillos ya estan bajo las faldas de mi madre y de dentro de un ratito alguno de ellos dormirá bajo mis mantas.

      Eliminar
    2. Eso es lo que dice mi padre cuando le hacen un pedido o aceptan un presupuesto.¡Más madera! Bueno, ahora también me lo grita mi mujer, que hace 10 días me puse una estufa de leña en casa y no veas como se come el pino. Por cierto, esos tablones me irían de perlas, Pedro. ;)

      Estoy con kat, el tema vecina es interesante ;)

      saludos

      Eliminar
    3. Es que la frase es muy evocadora..., por cierto Oscar, no abuses del pino en la estufa, tiende a soltar "hilos de carbonilla" que poco a poco te irán cegando el tiro de la chimenea. Sin son tubos de metal se pegará a las paredes y poco a poco los irá estrechando, si es una chimenea de obra, direta al tejado no pasa nada.
      ¿Vecinas...?, ains..........,

      Eliminar