viernes, 3 de junio de 2016

EL R-160 GRANT FEATHERSTON DE JAVIER Y RAMON.



                                                                            

    
       Fue el numero 38 y fue especial, concebido en Australia, copiado en Asia y recreado en el mediterráneo para viajar hasta el atlántico...., el curioso viaje del numero 38 en palabras de su dueño, Javier. 

"……………Después de una espera con muchas ganas el silloncito ya está en casa.
    Gracias Pedro, hemos podido seguir de cerca todo el proceso de su elaboración, desde el inicio hasta que estuvo listo. Ha sido una gestación. De hecho bromeaba con Pedro al respecto, cuando nos envió las primeras fotos del esqueletaje, que para nosotros era como una suerte de ecografía de nuestra criatura.
     Al llegar aquí a casa, hubo una pequeña sorpresilla; el sillón estaba ligeramente cambembo, que es como decimos aquí en Cádiz cuando un mueble cojea. Nada que Pedro no pudiese solucionar . Dit i fet. Aquí está en casa, ya perfecto sobre sus cuatro patas, aclimatándose al atlántico y quizás con alguna morriña del mediterráneo. Se le ve contento, coqueto y elegante en nuestro saloncito, haciéndose con el resto de muebles y pegadito, bueno, para ser exactos dándole la espalda,  a una serie de estanterias de la omnipresente multinacional del mueble de raíces escandinavas. Y ese sitio no es casual; pretende crear un espacio para la lectura, a pesar de estar tan cerca de la TV. Todo un desafío. Lo dicho, ya está en casa. Y nosotros encantados con él.

   Debo admitir que nunca antes me había sentido implicado desde desde el inicio en la adquisición de ningún mueble. Ha sido una experiencia diferente y que la he disfrutado. Ha sido un lujo también tener la ocasión de saber lo que le pasaba por la cabeza a Pedro, con su blog y correos. Lo que me ha permitido aproximarme a la pasión que destila haciendo su trabajo. Eso contagia. Ha sido un regalo, haberlo podido conocer como el excelente profesional que es y estupendísima persona. Lo he podido constatar en las varias llamadas por teléfono mantenidas con él por cualquier cuestión; cuando menos me daba cuenta, me encontraba conversando con Pedro de los temas más variados y compartiendo reflexiones y pensamientos. Como si nos conociéramos ya de toda la vida………….."