lunes, 30 de septiembre de 2013

ALGUIEN HA CONFIADO EN MI Y ME HA HECHO FELIZ.








    Cuando he visto su mensaje en el face no me lo podía creer, ella me preguntaba sobre las telas que habia elegido para vestir al Poeten, que en breve luciría en su escaparate.
   He tenido que leer el mensaje dos veces, he sonreido satisfecho y halagado y durante unos instantes he olvidado mi critica situacion laboral. 
  Ella ha confiado en el esquelero, en ese profesional que nunca tenia ni voz ni voto cuando se hablaba de colores y telas, cuando se hablaba de chenillas o de terciopelos, de lonetas o de verduras...., pero ella ha confiado en mi.
   - Pedro..., ¿de estas telas, cual elegirias para el Poeten...?





jueves, 26 de septiembre de 2013

NOVEDADES EN AEDES DECOR.














  Aunque lo parezca, Teresa Martinez de Gracia no esta diciendo.
   - Me gusta el cinquiecento....
  Realmente Tere señala al icono vintage de Fiat, pero también al resto de muestras que Toni, de JAB nos presentaba en el propio piso de la joven decoradora.
    - En JAB disponemos de mas de 180.000 referencias...-llegaria a decir Toni en una breve presentación del inmenso muestrario de la firma alemana.










  Cuando Toni ha hecho referencia a la enorme cantidad de referencias, me ha impresionado y durante unos instantes me he quedado reflexionando, despues he vuelto a observar con detenimiento esos muestrarios y me he dado cuenta del enorme esfuerzo que hacen los creativos y diseñadores para que cada persona pueda encontrar la tela que desea, la textura que le arranca escalofrios o los colores que despiertan sus pasiones o sus sueños.







   Un auténtico cosmos casi infinito en el que un humilde esqueletero repartia sus tarjetas mientras deseaba murmurar al oido de los presentes.
   - A estas telas les va un sillón exclusivo, un sofá especial hecho de encargo para ti....
   El evento ha sido breve pero intenso, no demasiadas personas pero todas unidas por la pasion por la decoración, por el interiorismo, por el buen gusto...., como el que ha demostrado Tere al prepararnos una picaeta, entre salado y dulce...., muy dulce y esponjoso.




   
  




miércoles, 18 de septiembre de 2013

PELICANOS DE MADERA Y TELA.


   
    Ya de niño me gustaban los animalejos y los insectos,  mi padre lo sabía y le gustaba comprarme enciclopedias sobre el reino animal. A mi me encantaba pasar aquellas paginas, desde luego se me iban los ojos a las fotos, recordaba aquellas imagenes y más de una vez reconocia alguno de esos insectos o de esas pequeñas aves en mis correrias por los pinares cercanos a la Sierra Calderona, pero nunca pude ver un pelicano, quizás por eso nunca me inspiró la creación de un mueble, pero a nuestro conocido Finn Juhl parece que si.
  No estaria mal dejarse llevar por esa misma inspiración y tratar de recrear en madera una de esas aves, para que de alguna forma nos pudiese acoger en su gran bolsa bajo el pico. Nunca nos faltaria el alimento y volariamos sobre las olas y los oceanos suspendidos entre sus enormes alas.




  Y es posible que Finn Juhl y yo viesemos e imaginasemos lo mismo ante esta imagen..., un bando de pelicanos esperando la llegada del café y pastas para lanzarse en picado, para después remontar el vuelo con sus bolsas repletas y graznando, como si conversasen, como si fuese una amigable charla entre humanos.



lunes, 16 de septiembre de 2013

VINTAGE AUTENTICO EN "STUDIO VINTAGE".












    




    Sento Serrano siempre escribe  la  palabra Vintage con mayuscula y tiene una explicación, todo lo Vintage que hay en su pequeña tienda de la calle Purisima de Valencia es auténtico, es Vintage en estado puro, es el Vintage de los años 50, 60 y 70 recuperado con pasión, gusto, seriedad y rigor.
   Studio Vintage se asoma al casco historico de Valencia, a espaldas de la Lonja y entre el paso tranquilo y curioso de visitantes y vecinos que miran desde el escaparate o que entran en ese pequeño espacio repleto de lamparas de cuerpos estrechos y cromados, de pantallas coloristas o metalicas. Ellas iluminan un espacio en el que solo hay lugar para piezas auténticas y originales...., no hay luz para copias, para reproducciones o para replicas, cualquiera de los objetos que se pueden contemplar o tocar tienen decadas de antiguedad, tienen vidas que los contemplaron, menos la colección de gafas que tanto gusta a Sento, son piezas a estrenar y con sus critales impolutos..., nadie vió ese mundo de los sesenta y setenta a traves de sus vidrios.


   Y tal es la disciplina de Sento por las antiguedades que nos regala algo muy especial y peculiar. Justo en el centro de la tienda, nos da la bienvenida una butaquita que parece sacada de una pelicula de ciencia-ficcion, de formas organicas y sinuosas, que podría recordar a la Pelicano de Jhul pero que surgió de la mano Olivier Mourgue, un diseñador que llega a amueblar el futuro Hotel Hilton en "2001, una odisea en el espacio", esa cinta mitica en la que se filma una de las transcisiones mas hermosas del cine, cuando el femur se eleva hasta ese futuro en el que homo es capaz de salir del Planeta Azul.








   En Studio Vintage podemos admirar una de esas mismas creaciones en las que se fijó el genial cineasta, es la auténtica  Djinn, la misma del Hilton imaginado por Kubric, pero en versión con brazos, junto a un sofacito de 2 plazas y a la pareja de la butaca que Sento guarda con celo a la espera del comprador que desee vivir una odisea del diseño en su propio hogar.
   He salido de la tienda con la sensación de haber viajado hacia atras en el tiempo, pero a un tiempo no demasiado lejano, a tan solo unas decadas y me he preguntado si acababa de visitar al anticuario del futuro..., después he montado sobre Duna y mientras sus escapes alborotaban entre las placidas callejuelas adoquinadas me he preguntado su ella, si Duna, ya era una moto vintage, mas de dos decadas de edad si que tiene...., pero esa es otra historia.
   
   

lunes, 9 de septiembre de 2013

POETEN DE FINN JUHL, MI VERSIÓN DE SU MITICO MODELO.


 
                                                  



    Hoy me acordaba de Maria Hernandez y de como me insistió para que abriese este blog, recordaba que fue ella quien identificó al R-169 de Grant Featherston cuando para mi tan solo era un sillón de diseño que me habian pedido, trambién fue ella quien me envió las primeras fotos del esqueletaje del Papa Bear de Hans Wegner y hoy, mientras el Poeten fluía entre mis manos volvía a acordarme de ella, de Maria y de su impagable ayuda, de su apoyo y de su fe en mi.




  Hasta entonces yo era un esqueletero que no sabia quien era Grant Featherston, Finn Jhul o Hans Wegner, tampoco conocía los diseños de los Eames, de Le Corbusuier o de Mies Van der Roe...., y hoy, mientras el Poeten fluía entre mis manos, sonreía y me sentía bien replicando el diseño de uno de estos genios de la creación, sentía que estaba haciendo algo digno, que estaba imitando a personas que creyeron en sus ideas, en sus formas de ver los volumenes y las lineas, en sus formas de aprovechar los espacios y los entornos. Imitaba a personas que impregnaban sus obras con parte de sus vidas, de sus mentes, de su creatividad y de la sensibilidad con la que a veces bautizaban a sus creaciones, puede que por eso, porque el Poeten es un verso y un poeta, ha ido tomando forma sin problemas, desde las plantillas planas hasta la madera cortada en curva y vuelta sobre si misma hasta crear ese regazo tan calido que Finn Juhl concebió para su propio hogar.







    El Poeten surgió para él mismo, fué el modelo diseñado para si mismo, puede que por eso sea tan especial, porque alberga el deseo mas sincero de Finn Juhl.
  Contemplaba el Poeten y recordaba los zarpazos del Papa Bear, sonreía cabeceando y murmuraba.




  - Claro, Wegner pensó en un oso, por eso me costó tanto sacarlo...., y Juhl pensaba en un verso para su propio casa, para su hogar.

  






    

miércoles, 4 de septiembre de 2013

MI CITA CON EL POETA DANES.




                                                                            

      Duna me llevó hasta la estilosa tienda de ropa en la que el Poeta me habia citado, piloté la custom disfrutando de una tarde luminosa pero que ya se dejaba enfriar por la brisa marina que también parecia disfrutar callejeando entre los barrios mas caros de Valencia.
   Entré con el casco en la mano, me relajé con la musica ambiental y vi al Poeta sonriendo timidamente en un rinconcito de la tienda, vestido de gris, como escondido, como queriendo pasar desapercibido, como no queriendo entretener a las señoras y a las jovenes que miraban entre los percheros, que se contemplaban ante los espejos y que se preguntaban unas a otras si esa prenda les quedaba bien o mal. El Poeta las observaba, después me miraba y se encogia de hombros susurrando.
    - Ellas son así..., las veo todos los días, aunque a veces pienso que ellas ni se enteran de que estoy aquí.
   Dejé el casco en el suelo, le dediqué una reverencia y pregunté.
   - ¿Puedo...?.
   El Poeta volvió a sonreir, separó sus estrechos brazos y me acogió en un espacio casi imposible de concebir. El Poeta era delgado, muy flaco, reducido, sus medidas eran timidas, casi sutiles..., sin embargo, todo era calidez y comodidad. Murmuraba poemas y rimas que me invitaban a permanecer ahí sentado en su regazo casi uterino, esencial, sin estridencias ni volumenes exajerados. 

 

 
  El Poeta, mas que un sofá, era un verdadero poema, apenas unos pocos versos que contenían una belleza sencilla y serena, introvertida y silenciosa.
   Tan hermoso era y tan atraido me sentía que le pregunté, a punto de marcharme.
   - ¿Nos volveremos a ver...?
   - Preguntaselo a tus manos -me respondió con una voz tenue y amiga.