lunes, 26 de enero de 2015

SILLONES OREJEROS DE DISEÑO, REPLICAS Y ORIGINALES.



 
 
 
 
     El esqueletero posa su mano en la replica del mítico R-160 de Grant Featherston, fue su primera replica, el modelo que le descubrió a algunos de los diseñadores mas prestigiosos como el propio Fearherston o como Hans Wegner, conocería a Finn Juhl, a Eero Saariñen y al matrimonio Eames.
   Pero el esqueletero mira hacia su derecha, hacia un modelo del que tan solo se han realizado tres unidades, hacia una pieza diseñada por el mismo y fabricada por sus manos....., ahora siente que ya tiene algo en común con todos esos genios del diseño...., ya tiene su modelo, su propio diseño, su propia creación, el llamado Aliens Chair.

 
 
 


lunes, 12 de enero de 2015

SUEÑALO Y JUAN CARLOS ESTRUCH LO TAPIZARÁ.






    
 
    Esta tarde, el los jardines del Turia, he sentido que tenía un cómplice capaz de leer mi pensamiento y capaz de tapizar mi sueño, el de crear un sillón orejero ligero, versátil, orgánico, que recordase a la famosa espina dorsal del anterior post. Deseaba algo único, algo original, algo creado desde dentro, desde mi imaginación, una pieza elegante capaz de habitar en un dormitorio sin llegar a inundarlo con volúmenes innecesarios, un diseño que se dejase mover hacia la ventana, llena de sol, llena de una cálida luz que invitaría a la lectura, a la costura o al dibujo, a la ensoñación o a un sueño ligero, fugaz, reparador e inspirador.

 






 
  Y Juan Carlos Estruch lo ha hecho realidad, ha sido capaz de ceñir la tela a un armazón que se deja intuir y que casi aflora con todos sus perfiles. Ha logrado la comunión perfecta entre el interior y el exterior, entre los huesos y la bella faz de este orejero que parece flotar.
  Juan Carlos lo ha mimado hasta amarlo, ha puesto en el Aliens Chair su saber hacer, su pasión, su honestidad absoluta como tapicero que admira la belleza y la perfección, la armonía, la fluidez del tejido y de las costuras, el deslizar estilizado de los vivos...., una obra de arte, Juan Carlos no sabe tapizar de otra manera porque lo que tapiza es una proyección de si mismo.

 



 




















 
  

lunes, 5 de enero de 2015

THE ALIENS CHAIR, by Pedro Bonache.




 
   Sinuosa, inspirada en una espina dorsal y creada bajo la influencia de Wegner y sus sistemas de apoyo. La pieza lateral arranca desde el delantero, crea el asiento y después desciende, sin uniones ni junturas, se lanza en picado buscando el suelo, creando un solido arco, una vigueta sobre la que crece un respaldo orgánico que pretende aportar apoyo y comodidad.
  Los reposabrazos surgen aéreos, delgados, casi frágiles y mirando hacia el mítico Papa Bear, pero completamente tapizados, sin remates de madera vista en sus aguzados extremos, algo mas ensanchados en su fusión con la riñonera que asciende hasta encontrarse con el largo axón de la oreja tapizada, casi agresiva, puede recordar el pico de una rapaz o al extremo alado de una gárgola.
  The Aliens Chair, diseñada por mi, fabricada por mi, hecha en Valencia...., única en el mundo.