martes, 30 de octubre de 2012

NOVEDADES EN TAPIZADOS GOMEZ.


  Hace ya algunas semanas que José Castillo me había comentado algo sobre un viejo sofá cama-libro que los hermanos Gómez habían reciclado y retapizado con tela vaquera, bueno realmente con decenas de pantalones vaqueros, según Jose. Así que, esta mañana, me he acercado a verlos, dando un paseo desde mi taller  de esqueletaje y después de haber salido a primera hora de la mañana a hacer 60 kilómetros con la bici de carretera.
  Y José Castillo tenía razón cuando añadió que les había quedado muy resultón.
  Allí estaba el viejo cama-libro, renovado y rejuvenecido, simpático, actual y casi vintage, ¿no...?. 
  Una vez allí no he podido evitar acribillarlo a fotos, pero especialmente por el contra, por esa parte trasera convertida en una especie de original estantería. José Gómez había cosido todos los bolsillos a ese lado oculto de los sofás y que, normalmente, no sirve para nada cuando van pegados a las paredes.

 
  Pero las novedades no quedaban ahí, José también había experimentado con una silla realizada con tablero aglomerado recuperado, tapizado con arpillera y revestido con tubos de cartón.


  Una nueva hornada de pufs no podía faltar, siempre a la vera de ese cama-libro en el que no he podido evitar sentarme, aunque la intención era tumbarme y entregarme a la llamada siesta del borrego.  
 


      ¡Moskis...!, me acabo de dar cuenta de que no se me ven las piernas, igual es que Julián y José, como vestía con vaqueros me han cosido a la tela del cama-libro..., ¿estaré formando parte de él...?, ¿seré colcha o edredón...?, me temo que cuando acabe el invierno acabaré dentro de un armario hasta los siguientes fríos, pero para éso habrá que salir del armario....

19 comentarios:

  1. Que bueno el sillón de rollos! Una idea originalísima y el sofá cama, les ha quedado impresionante... lo que nos quieres decir al final del post, ¿es que verdaderamente no eres esqueletero, sino costurera?, jeje...
    Una entrada elegante y clarificadora de lo más ;)
    Un abraz... un saludo Pedro.

    ResponderEliminar
  2. Todo un ejemplo de reciclaje e imaginación. El cama ha quedado fantástico.Y la idea de los canutos de cartón da para mucho. Además de reciclado, es materia prima gratuita y abundante.Y tiene muchos usos, he visto hacer cabañas con ellos.

    ResponderEliminar
  3. Tapestry...., ¿costurera o modistilla...?, je, je, je. Durante la sesión fotografica se ha parado bastante gente, sobre todo cuando me he sentado, no obstante he tenido que aclarar que hacia las veces de modelo porque los hermanos Gomez nunca quieren salir junto a sus obras..., pero eso tendrá que cambiar, ¿no...?.
    Oscar, ese primer modelo de canutos(ay Dios como suena lo de canutos, je, je,je), está por mejorar, le falta un poco de asiento y tirada, pero todo se andará. ¿Y que os parece el "basquet" de las naranjas convertido en baul enrejillado...?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo dicho Pedro, en esta entrada te estamos conociendo a fondo: salimos del armario... y fumaos!! ;)
      Cualquiera de los ejemplos que nos enseñas rebosan originalidad pero me quedo con el sillón de los canutos (de cartón ;)

      Eliminar
  4. Me encanta el tapizado vaquero, una idea estupenda, además esa tela es muy resistente... lo que no me gusta nada es el sofá en si mismo. Tal vez porque parecen a los que suelen poner en los apartamentos de alquiler (mis riñones no aguantan ni veinte minutos sentada, e imagina una larga noche de verano intentando soportar los desniveles).
    El sillón de cartón, me encanta, esos tapiceros son unos artistas.
    Por cierto, hasta que conocí tu blog me parecía caro cualquier presupuesto de tapicería, pero ahora que veo los procesos, me quito el sombrero.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julia, entiendo que el sofá no ne "acabe", es que es un viejo sofá de esos de los apartamentos, je,je,je. Pero te digo que la sentada era comoda, igual es que también han retocado los rellenos, eso no lo se.
      Y en cuento a los presupuestos, puedes llegar a encontrar diferencias de hasta un 50% de un presupuesto a otro, pero ya sabes, hay quien tan solo te pondrá la tela nueva encima sin quitar la vieja o quienes "desclavarán" hasta la ultima grapa (como en el post anterior) y empezarán con el esqueleto desnudo. Yo he visto retapizados que tenían hasta tres telas una encima de la otra.
      Y otro abrazo para ti, Julia.

      Eliminar
    2. Me alegra el comentario de Julia, concienciada de que tras un sofá hay mucho trabajo.Por lo menos tras un buen sofá.Y es que Pedro dignifica el ofício con su blog. Lo de los precios es muy relativo, no por pagar más te lo harán mejor.Yo he cobrado al cliente, trabajando para otro, más de 300€ por cinchar un sofá hundido. Cuando yo estoy cobrando 90€.Tambien me han venido al taller unos hermanos gitanos"tapiceros" pretendiendo que les tapizara los sofás por 200€. Con tarifa plana, no te lo pierdas.Y pagando en negro, obviamente.
      Yo creo que la mejor elección está en tener referencias de un tapicero de confianza.Que lo haga bien y tenga un precio justo.Porque basarse en el precio puede ser engañoso.Cada tapicero hace sus números, y esto puede variar muchísimo el presupuesto.
      Sí, Pedro.Tres telas.Adivina a quien le toca destapizar 3 veces el sofá cuando llega uno de esos al taller...:)

      Eliminar
    3. Obviamente tu,Oscar....,o Tapestry, o Pablo....,

      Eliminar
    4. No es tan obvio, Pedro, que cuando te encuentras con el tercer tapizado se te queda una cara de tonto...:)

      Eliminar
    5. Me referia a que es obvio que es al tapicero que quiere hacerlo bien a quien le toca desclavar todas las telas...., por eso te nombraba a ti el primero.

      Eliminar
    6. A mí me gusta el de las botellas. Seguro que algún propietario de restauración estaría interesado en ponerlos en su local.
      Me gustan las cervezas y los canutos.Bueno, vamos a llamarlos rulos, no se vaya a meter la policía internetiana diciendo que hacemos apología de no se que...

      Eliminar
    7. hombre pues gracias majete jeje

      Eliminar
  5. A mi me "encantan" los hermanos Gómez...me gusta el reciclado y lo que hacen se asemeja mucho a mis ideas "locas" pero apañadas, jeje.
    Por cierto, he visto por ahí un sillón tapizado con "restos" que a juzgar por el precio que tiene o los restos eran de calidad o el esqueletaje es los buenos tirando a "másmejó".
    sillonreciclado

    NOTA: estoy haciendo una prueba a ver si soy capaz de subir una imagen dentro del comentario. Tengo muchas dudas al respecto, pero si no lo intento, no sabré si se puede o no y ya sabes, otra cosa no, pero por "intentosa" que no quede, jeje.

    ResponderEliminar
  6. Bueno...no funcionó lo de ver la imagen, pero si se puede ver pinchando en el enlace. Seguiré intentándolo, :$

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Maria, vista la imagen, estamos ante un sillón vintage que perfectamente podrían haber tapizado Julian y Jose Gomes, ante una mesilla vintage y ante un flexo vintage...,y un precio que me parece que poco tiene de vintage...,¿einnnn....?.

      Eliminar
    2. Jejeje, espero que el café no sea muy "vintage".

      Y por supuesto, viendo la imaginación de los Gómez, no me cabe la menor duda de que podrían hacerlo.¿Qué tal usando telas de los muestrarios descatalogados?. Yo los uso para mis proyectos y mi madre también. Ayer, sin ir más lejos, me enseñó unos cogederos (para no quemarse con las ollas) hechos con tela vaquera y apliques con tela estampada de tapicería que han quedado muy bien. Pero de casta le viene al galgo, llegué a ver cogederos hechos por mi abuela con calcetines; era super gracioso ver esas rayas azules y rojas, con algún logo deportivo colgando, en algún rincón de la cocina. Y en mi cocina están colgados unos, de tantos, que hizo mi madre, hace muchos años, con un abrigo de pana verde oscuro.
      "Reciclar" es mi tercer apellido, jeje.

      Por cierto, para los hermanos Gómez, por si se animan a usar las telas de los catálogos. Alrededor, las muestras suelen llevar una cinta engomada en la parte posterior. Coser éso es una tortura pq la aguja se va llenando de pegamento. Solución: utilizando algún paño entre la plancha y el tejido, y otro paño protegiendo la mesa de planchar, aplicar calor. A poco que el pegamento se calienta, se desprende con mucha facilidad del tejido.

      Eliminar
  7. Oye canariña, a mime encanta el café de un dia para otro, creo en la teoria de que se evapora el agua y el cafe se hace concentra, je,je, je. Por cierto, acabo de hacerme uno torrefacto que me ha salido divino-divinay-guay.....
    Buena idea la de los "cogederos" con calcetines, y tienes razón,los muestrarios descatalogados dan mucho juego y buen detalle con lo de la banda engomada...., si es que no se pasa unaaaaaaa.....¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar