miércoles, 18 de enero de 2012

DE LA FOTO A LA MADERA.


Recuerdo que hace muchos años mi padre comentó en casa que había sacado plantillas de un sofá nuevo, el sofá se iba a llamar modelo Santana. El tenista aparecía reposando en un sofá, posando para una revista del corazón. A la clienta le gustó el modelo y se llevó a su casa ese sofá, sin Santana sentado en él, obviamente.
El sillón de las fotos no es el modelo Santana, pero ilustra un poco el procedimiento. Una foto, unas medidas y a cortar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario