viernes, 3 de junio de 2016

EL R-160 GRANT FEATHERSTON DE JAVIER Y RAMON.



                                                                            

    
       Fue el numero 38 y fue especial, concebido en Australia, copiado en Asia y recreado en el mediterráneo para viajar hasta el atlántico...., el curioso viaje del numero 38 en palabras de su dueño, Javier. 

"……………Después de una espera con muchas ganas el silloncito ya está en casa.
    Gracias Pedro, hemos podido seguir de cerca todo el proceso de su elaboración, desde el inicio hasta que estuvo listo. Ha sido una gestación. De hecho bromeaba con Pedro al respecto, cuando nos envió las primeras fotos del esqueletaje, que para nosotros era como una suerte de ecografía de nuestra criatura.
     Al llegar aquí a casa, hubo una pequeña sorpresilla; el sillón estaba ligeramente cambembo, que es como decimos aquí en Cádiz cuando un mueble cojea. Nada que Pedro no pudiese solucionar . Dit i fet. Aquí está en casa, ya perfecto sobre sus cuatro patas, aclimatándose al atlántico y quizás con alguna morriña del mediterráneo. Se le ve contento, coqueto y elegante en nuestro saloncito, haciéndose con el resto de muebles y pegadito, bueno, para ser exactos dándole la espalda,  a una serie de estanterias de la omnipresente multinacional del mueble de raíces escandinavas. Y ese sitio no es casual; pretende crear un espacio para la lectura, a pesar de estar tan cerca de la TV. Todo un desafío. Lo dicho, ya está en casa. Y nosotros encantados con él.

   Debo admitir que nunca antes me había sentido implicado desde desde el inicio en la adquisición de ningún mueble. Ha sido una experiencia diferente y que la he disfrutado. Ha sido un lujo también tener la ocasión de saber lo que le pasaba por la cabeza a Pedro, con su blog y correos. Lo que me ha permitido aproximarme a la pasión que destila haciendo su trabajo. Eso contagia. Ha sido un regalo, haberlo podido conocer como el excelente profesional que es y estupendísima persona. Lo he podido constatar en las varias llamadas por teléfono mantenidas con él por cualquier cuestión; cuando menos me daba cuenta, me encontraba conversando con Pedro de los temas más variados y compartiendo reflexiones y pensamientos. Como si nos conociéramos ya de toda la vida………….."

 




10 comentarios:

  1. ¡Que maravilla! la butaca y la historia, ya sólo me falta la butaca la librería la tengo igualita.

    ResponderEliminar
  2. Je, je, je...., pues ya sabes Beatriz, cuando quieras preparamos otro R-160 con la tela que desees.

    ResponderEliminar
  3. Bello texto ;)
    Lo primero que me ha venido a la cabeza ha sido el título que le habría puesto a la historia del 38: "más que un esqueleto", y es que contagias el amor por cada gestación y el poder compartir el alumbramiento, cambia la visión del mueble tapizado.
    Enhorabuena a los implicados ;)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Javi, el texto es del propio Javier..., y bueno, la verdad es que participó de manera activa en la creación de la pieza, de hecho Juan Carlos y yo le obligamos a que buscase él mismo la tela, para que pudiese tocarla y verla entre sus manos, después la buscamos y llegó desde Londres y de allí a Valencia y después a Cádiz. En fin, que continuamos haciendo lo que sabemos hacer, Javi, a nuestra manera, con nuestras manos y nuestro espíritu.
      Un apretón de manos chaval, por cierto, "La decoradora" pesa 700 gramos...., ji, ji ji

      Eliminar
  4. Pedro, muchas gracias por haber publicado el pequeño texto que te envié. ¡Veo que lo has publicado todo! jajaja.
    El permitirme participar en el proceso ha sido todo un lujo. Qué menos que compartir mis impresiones en blog tan interesante.

    Bueno Pedro, que sepas que ya he estrenado la butaca con una novela de Eça de Queirós, un dramón del siglo 19. El siguiente, será el tuyo, jajaja. Tu R-160, además de ser un gozo para (ad) mirarlo, es genial para leer; es cómodo y permite insospechadas posibilidades de repantingarse para enfrascarse en una buena lectura. Una delicia. Un fuerte abrazo desde Cádiz. Javier

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo con usted, Pedro es un gran profesional y una persona excelente, fuera de lo común. El sillón, después del largo proceso queda estupendo junto a las famosas librerías blancas (las mías son rojas, qué le vamos a hacer)

      Eliminar
    2. Graciasss Yaya. Un abrazo niña.

      Eliminar
  5. Hola Javier, claro que lo publiqué entero..., lo del cambembo no podía obviarlo, je, je, je. Pero lo importante es que al final hemos logrado que nuestro R-160 repose estable y comodo. Y cuanto me alegra que me digas que es comodo y que se puede leer en el. Es un diseño que poco a poco hemos ido mejorando, haciéndolo mas funcional pero intentando mantener sus líneas.
    Y bueno, esperaré detrás de Eça de Queirós, pacientemente.
    Un abrazo muy fuerte, Javier..¡¡¡

    ResponderEliminar
  6. Javier habla de retoños y yo veo a un adolescente.Has conseguido reducir el 160 suavizando su carácter,concentrando su armonía.Parece una flor que quiere crecer.Y esas patas más grandes en proporción,le dan un aire a Juhl.A Pelikan,a Poeten.Ya sabes,a ese cocktail que llevas tiempo bebiendo.Y la interacción con el cliente lo convierte en algo más que un sillón.Es una declaración de intenciones,tiene una historia detrás y un porqué de estar allí.Genial Pedro,así da gusto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Oscar, pues si, ya es un adolescente con la personalidad bien definida y que ha ocupado un momento de nuestras vidas, igual que esos diseñadores que has nombrado. La influencia está ahí y eso ya forma parte de nuestro crecimiento, de la experiencia acumulada.
      Un abrazo intenso Oscar.

      Eliminar