lunes, 2 de noviembre de 2015

EL SILLON MAS FAMOSO DEL MUNDO.




 

 
 

       Se habla mucho de innovar, de buscar nuevos diseños,  de plantear nuevos enfoques, de idear nuevos planteamientos, de abrirse a otros estilos, a otras estéticas, a otras formas de concebir la decoración o la tapicería...., pero al final resulta que lo que funciona es lo de siempre, lo de toda la vida.


 


 
   Desde hace un par de años he replicado alguno de esos iconos famosos del diseño, disfruté con el Papa Bear, me gustó la peculiar estética del Pelikan, la poesía del Poeten, la frescura y gracia del R-160 o la leyenda que envolvía al modelo perdido de Finn Juhl, pero todos esos diseños fueron cayendo lentamente en el olvido, sin embargo, los orejeros de toda la vida que he hecho hoy se siguen vendiendo pese a todo, pese a su estética clásica, pese a estar hartos de verlos en las casas de nuestros abuelos o en los despachos de nuestros padres, pese a encontrarlos en las casas de nuestros amigos, en la casa de los padres de la novia o en salón de la casa de los padres del novio, están en todas partes, quizás por eso se siguen vendiendo sin apenas haber variado sus formas en lo esencial.
   El orejero de siempre nos es tan familiar y conocido que se sigue vendiendo pese a las modas y las tendencias, con aires mas o menos serios, mas o menos clásicos, con faldón o con patas Chippendale sencillas, sin tallas pero con un toque de clase que añade distinción al anónimo orejero de toda la vida, con telas modernas y simpáticas, con acabados mas actuales o con aires renovados como el RO de Jaime Hayon...., pero creo que el secreto está en la comodidad intrínseca y en la familiaridad.
    Por cierto, Rosa Herrero, en uno de los mejores post jamás escritos sobre sillones orejeros, ya nos cuenta que esta querencia por los orejeros data de la Edad Media, los señores feudales pasaban largas horas sentados en ellos, frente al fuego y a salvo de las gélidas corrientes de aire que barrían los enormes espacios abiertos de sus castillos...., 

2 comentarios:

  1. Muy buen comentario. Las fotos me sirven para poder hacerlos. Gracias¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gladys, me encanta que esas imágenes te sirvan para reproducirlos. Un besooo..¡¡¡¡

      Eliminar